PURO GATOS

 

INICIO          PREVIO         SIGUIENTE

Deshidratación

 

La deshidratación es la pérdida en exceso de fluidos corporales. Por lo general involucra la pérdida de agua y electrolitos (son minerales como sodio, cloruro y potasio). Durante una enfermedad, la deshidratación se puede deber a insuficiente consumo de fluidos. La fiebre incrementa la pérdida de agua. Esto se vuelve importante si el gato no bebe la suficiente como para compensar la pérdida. Otras causas comunes de deshidratación son el vomito y la diarrea prolongados.


 Un signo de deshidratación es la pérdida de elasticidad en la piel. Cuando se levanta la piel de la espalda del gato, ésta debe regresar a su lugar. Cuando existe la deshidratación, la piel permanece doblada. Otro signo es el hocico seco. Los signos de deshidratación avanzada son los ojos hundidos y el colapso circulatorio (shock).


Tratamiento

         

Si tu gato está visiblemente deshidratado, debe recibir atención veterinaria inmediatamente. El tratamiento consiste en reemplazar fluidos y prevenir más pérdidas.

 

En casos no tan severos, sin vómito, los fluidos pueden darse oralmente. Si el gato no bebe el líquido, se le puede dar una solución de electrolitos por medio de una jeringa en la bolsa de su mejilla. En las farmacias hay soluciones balanceadas de electrolitos para niños. Una solución que se llama Pedialyte pediátrico es aceptable para gatos. Se deben administrar de 2 a 4 cc. por libra de peso corporal por hora, dependiendo de la severidad de la deshidratación.